jueves, 27 de junio de 2013

¿Qué es lo primero que debes comer al despertar?


Nuestro blog no es precisamente una guía nutricional, dentro del equipo tenemos desde los que nos encanta comer sanamente, hasta quienes les encanta deleitarse con una buena dosis de azúcar, admito que a mi también, pero ¿a quién no?

En ésta oportunidad hemos decidido hacer una lista de 3 alimentos que muy probablemente tengas en tu hogar y que puedes consumir en la primera media hora del día y que además de nutrirte adecuadamente, pueden acelerar tu metabolismo.


Al momento de metabolizar (proceso de convertir los alimentos en nutrientes y energía para nuestro organismo) el cuerpo suele ser bastante selectivo: entre las proteínas y los carbohidratos, los últimos siempre llevan la delantera. Los panecillos, arepas, la torta de la fiesta de anoche y hasta el jugo de naranja que consumimos en la mañana siempre serán absorbidos primero que nuestra tortilla de huevos o un bistec, por ejemplo.

Lo malo de ésta situación es que esa misma priorización que hace el cuerpo puede disminuir la absorción de proteínas hasta por un periodo de cuatro horas, si lo que deseas es un cuerpo más saludable y fitness esto no favorece. Recordemos que el cuerpo pasa en estado de ayuno todo el tiempo que dormimos, si hemos hecho ejercicio al día anterior consumimos una gran cantidad de nutrientes durante el descanso y al despertar, obligatoriamente, necesitamos las proteínas.

¿Cuál es la solución? Justo en la primera hora de haber despertado debemos consumir un alimento rico en proteínas, esperar un tiempo de aproximadamente 2 horas y entonces podemos consumir una combinación de carbohidratos y proteínas.

Ésta es nuestra lista de los 3 alimentos que debes consumir al despertar (Sin destruir tu bolsillo)

Atún: es alto en proteínas, se adapta a nuestro esquema de desayunos y es bajo en grasa.

Tortilla de huevos con vegetales: de manera muy simple, tomas unos huevos y los bates, agregas al sartén con una buena cantidad de pimientos (pimentones), cebolla (Opcional) y tomate picado. Usa poco aceite. 

Un vaso de leche: tan sencillo como levantarse y tomar de la nevera un simple vaso de leche. También puedes hacer un batido protéico y entonces la cantidad de proteínas consumidas sería mucho mejor.

Al consumir proteínas disparas el metabolismo y quemas grasa lo que ayuda a reducir la panza. Los cereales que dicen ayudarte a reducir medidas en realidad no lo harán por ser maíz, a menos que cercenen el resto de las comidas y en éste último caso no es sano.

¡Hasta la próxima, si te ha servido compártelo! 

Crédito a los buhítos: