jueves, 10 de octubre de 2013

Crepúsculo: un sueño convertido en Best Seller


Stephenie Meyer publica en 2005 la primera parte de una serie de cuatro libros llamada 'Crepúsculo' (Twilight, en inglés), una novela romántica de vampiros dirigida al público adolescente. Allí se narra la historia de amor de Bella Swan la chica común de 17 años que se muda con su padre a un pueblo que odia, sin embargo, en la escuela secundaria hace los mejores esfuerzos por adaptarse y entablar amistades y es cuando Edward Cullen, uno de los chicos más misteriosos, entra en su vida y la conexión se produce, sin tardarse en convertir en una atracción mutua.

La novela está narrada en primera persona por la protagonista, Bella, quien da a conocer sus sentimientos, pensamientos, incertidumbres y los miedos típicos de una adolescente. Bella con una autoestima muy baja intenta pasar al máximo por desapercibida pero su torpeza y el hecho de ser 'la chica nueva' no se lo permiten, pero su valentía y madurez le permiten sobrellevar todo, en especial cuando siente la intensa atracción por Edward; de él no se conocen sus sentimientos, pero se ve a través de Bella todo lo que dice y hace para mantenerla con vida y que sea aceptada como parte de la familia.

Meyer convirtió su primer libro en un fenómeno de la literatura juvenil, sedujo a los lectores con una historia de amor apasionada, llena de tensión, intriga, peligro y sensualidad. La autora, con su gran creatividad, creó una novela envolvente desde el primer párrafo, trasladando al lector a un mundo de vampiros totalmente diferente al que se imaginaba con toques de magia y poderes increíbles.

La historia está contada de manera oscura, aunque a la vez fresca, con un trasfondo fantástico, curioso y atractivo lo cual hace muy fácil al libro de leer, puesto que una vez se empieza no se puede despegar de él. Gracias a esto, Crepúsculo revolucionó la literatura juvenil y de fantasía, una historia con la cual los jóvenes se sienten identificados y a la vez transportados a un mundo diferente. Si no eres parte de la gran fanaticada que envuelve esta novela… ¿Qué esperas para serlo?



Emily Andrade

Crédito a los buhítos: