miércoles, 9 de octubre de 2013

'Breaking Bad': la serie que marcó un antes y un después en la TV



Breaking Bad es una serie que narra la vida de un profesor de química al que se le detecta cáncer. La conmoción por tal noticia lo lleva a pensar en un futuro prometedor y asegurado para su familia. El panorama no le resulta favorable puesto que a la edad de 50 años un gran trabajo, probablemente, sea una de esas pocas oportunidades de la vida; así que decide emigrar a aquello por lo que nació ¡la química! Junto a uno de sus exalumnos (expulsado por conductas inapropiadas), Mr. White (Bryan Cranston) acude a Jesse Pinkman (Aaron Paul) para crear lo que nadie imaginó: un imperio de metanfetamina.

Parece incierto que uno de los TV show más exitosos de todos los tiempos (por no decir que el mejor) llegara a su final, el pasado domingo 29, en EE.UU. Junto a la etiqueta #GoodByeBreakingBad (TT worldwide por varias horas), un aproximado de 10.3 millones de telespectadores pudieron ver los últimos 55 minutos del trabajo que el director Vince Gilligian inició por allá en 2008.

“Solo llévame a casa y yo haré el resto” rogó Walter en voz alta. Estas palabras, durante el episodio final de la última temporada, se convirtieron en lo que sería una de las peticiones más recordadas y emblemáticas de esta gran serie, debido que el hombre más buscado de Estados Unidos solo anhelaba terminar lo que empezó.



Resulta hasta paradójico recordar que los inicios de la serie no fueron los mejores como, tal vez, pueda pensar el colectivo. La primera temporada lograba, semanalmente, un alrededor de un millón de espectadores (bien ‘mediocre’ en términos de audiencia). Cinco temporadas más tarde, el giro que el panorama dio fue abismal: el último episodio tuvo más de medio millón de descargas ilegales en las primeras doce horas. Además, se convirtió en la mejor serie evaluada, en el portal Metacritic, con una marca de 99 sobre 100.

El epílogo de la historia, además de ser calificado con adjetivos únicos por parte de los seguidores de Heisenberg (Walter White), fue también glorificado por veteranos y expertos de la industria de Hollywood, hasta el punto que la reconocida revista Variety aseveró que el episodio final “halló la perfecta alquimia”.


Breaking Bad conquistó más espectadores, principalmente, por el cuidado especial de los detalles. Tanto es así que los guionistas fueron asesorados por Donna Nelson, profesora de química, para salvaguardar que todos los experimentos realizados en la serie contaran con la mayor autenticidad posible. Asimismo, el guión también contribuyó en este apartado: solo un 1% de los diálogos se liberan del libreto, es decir, todo un gran trabajo de planificación detrás del célebre programa forman parte de las bases de la rigurosidad para que, hoy por hoy, cuente con el respeto de millones de personas. Por otra parte, el portal del website www.savewalterwhite.com (creado por Walter Jr.) es real, solo que la misma está redireccionada al sitio de una organización de lucha contra el cáncer.

Gran parte del reconocimiento y masiva respuesta hacia Breaking Bad se debió al poderoso esfuerzo realizado por sus personajes ¡Qué grandes actores! Bryan Cranston, quien encarna a Walter White, se ha convertido en un ídolo y pasó de ser la voz de un monstruo de los Power Rangers o ser identificado como el señor Hal Wilkerson (en la serie ‘Malcolm in the Middle’) a ganar tres Emmy Awards consecutivos en la categoría de ‘Mejor actor en una serie dramática’, por su personificación del perverso Walt.


Uno de los tantos aportes que dejó Breaking Bad fue el reconocimiento de la ciudad Albuquerque (al suroeste de Nuevo México) como un destino para visitar, puesto que gracias al éxito del programa, su actividad turística se incrementó y se benefició increíblemente. "Antes del programa, Albuquerque no tenía imagen", dijo Ann Lerner, de la oficina cinematográfica de la ciudad. "Cuando comencé a trabajar aquí en 2003 y mencionaba Nuevo México la gente decía: '¡Oh!, me encanta Santa Fe.' Nadie pensaba en Albuquerque".

Por otra parte, según reseñaron medios internacionales, el capítulo final logró importantes ganancias: 250 mil dólares por cada comercial de 30 segundos. Esto, aunado a la enorme cantidad de audiencia que logró, permitió que otro de los beneficios fuera la masiva reproducción post final de la canción ‘Baby Blue’, 1971 del grupo ‘Badfinger’. The Hollywood Reporter reseñó que luego de la emisión del capítulo, la canción experimentó un crecimiento abrumador de 9.000% de las reproducciones online en 'Spotify’. Además, fuentes de la industria indicaron que las ventas se dispararon en un 3.000% durante la semana de emisión del episodio y se descargó 5.000 veces, al finalizar el episodio, el domingo por la noche.


El éxito del episodio final fue el resultado del efecto dominó producido por los 61 capítulos que lo precedieron aunado a que la serie, vista desde cualquier perspectiva, se consolidó como un fenómeno de masas.

Para Gillian, el drama se despidió en el tiempo y “en el momento justo”. La gente respondió favorablemente a la serie porque está cargada de momentos tensos, angustiantes, familiares… para hacer pensar a la audiencia y eso, a fin de cuentas, gusta y entretiene.

Cifras en Facebook durante el domingo 29 de septiembre.

5.5 millones de interacciones se generaron durante el episodio.
Unos 3 millones de usuarios participaron con sus comentarios sobre la serie.
Estados Unidos, Canadá y Reino Unido fueron los países donde más se mencionó la emisión.
En Latinoamérica, Perú fue el país donde más interacción al respecto se presentó.

Cifras en Twitter durante el domingo 29 de septiembre.

Más de 6 millones de interacciones durante la emisión.
1.044.371 menciones con la palabra ‘Breaking Bad’.
Los países donde más se conversó al respecto: Estados Unidos, México, España y Reino Unido.
En Latinoamérica: Argentina, Perú y Colombia.


Y es que al parecer, Breaking Bad no terminó con esta última temporada…

Esta perfecta historia no podía ver punto final el domingo 29, por ello, la cadena de televisión AMC, trabaja desde ya en una continuación de la historia. Es nada más y nada menos que ‘Better Call Saul!’, un spin off donde el protagonista será Saul Goodman, el abogado que ayuda a Walter en su mundo de las drogas. Según indicó Sony Pictures y la cadena AMC, se trata de "una precuela de una hora duración que se centrará en la evolución del personaje de Saul Goodman, antes de que se convirtiera en el abogado de Walter White".

En conclusión: Breaking Bad es una serie que, a primera vista, puede resultar solo interesante, pero ya cuando el ritmo acelera y los personajes evolucionan de una manera tal que el cambio es impactante (sobre todo Walter), es cuando cada espectador se da cuenta que su tiempo no ha sido invertido en vano, por el contrario, se permitieron ver un show de TV integral, completo, que sabe dónde usar el silencio, en qué momento colocar una canción que caiga como anillo al dedo, cuándo
todo debe estallar y cuándo debe tomarse el tiempo necesario. Eso, precisamente, es lo que coloca a esta serie muy por encima de otras. Suma importancia a los detalles es lo que a lo largo de cinco (05) temporadas, el genio, Vince Gilligian nos regaló tanto a mi como a millones de personas en el mundo. Mil gracias por esto.


The world will miss you, bitch.

Aquí un vídeo donde se vislumbra la transformación de Walter White a lo largo del seriado. *SPOILER ALERT*


Pablo Torres Viloria

Crédito a los buhítos: