miércoles, 5 de febrero de 2014

#NoTabú LAT (Living Apart Together) “Juntos, pero no revueltos” ¿Qué tal?


En los países del norte de Europa ha venido creciendo una modalidad de relación de pareja bastante interesante, fuera de lo convencional y, de hecho, muy criticada socialmente. Living Apart Together consiste, básicamente, en una relación de compromiso, sin contraer matrimonio y particularmente sin convivir en el mismo domicilio. Es un vinculo “serio y estable”, por decirlo de alguna manera, sin la existencia de un acta matrimonial.

Se requiere ser bastante 'open mind' o mente abierta en el asunto, para poder digerirlo bien. Curiosamente, la cuestión es bastante similar al matrimonio, manteniendo respeto, fidelidad y compromiso; en donde dos personas (económicamente independientes) y locamente enamorados, deciden adquirir una especie de vínculo que funciona bajo unos particulares votos en los cuales he concluido:

- Yo (ella o el), me entrego a ti, sabiendo que la esencia de nuestro amor será caminar nuestra vida juntos, NO en la misma casa, en las buenas y en las malas.



- Seré tu compañero(a) en nuestros días de alegría y de loca pasión en la cama. En los días de arrechera te quedas en tu casa.

- Nuestras vidas se unirán en un lazo de fidelidad, amor, confianza y sexo seguro.


- Prometo acompañarte y apoyarte en tus días de enfermedad, llevándote sopita hasta tu casa y regresándome a la mía para cuando ya caiga la noche.

- Ella: te brindaré amor incondicional, donde no me veras recién levantada, ni con los rollos y mucho menos sin maquillaje.

- El: dormiremos juntos solo la siesta posterior al sexo, luego me iré a mi casa para que no tengas que aguantarte mis ronquidos ni mis malos olores.

- Ambos escogimos esta vida, tu allá y yo aquí, ni tan lejos ni tan cerca, emocionalmente juntos y físicamente separados para así, enamorarnos cada día de quien en realidad somos y no de lo que ha hecho la convivencia diaria con nosotros.

- Seremos felices eternamente, ya que tanto tú como yo, sabemos que “juntos pero no revueltos” somos mejor que desgraciadamente casados.

Si existen dos cosas maravillosas en esta vida de mortales (después del pensamiento y el libre albedrío) son la libertad y el amor. Los especialistas en el tema señalan que esta modalidad de compromiso reúne lo mejor de estas dos últimas, convirtiéndose en una nueva alternativa de vida en pareja.

OJO: no se trata de amigos con derecho, ni mucho menos encuentros causales entre dos personas. La sociedad debe entender, que son parejas, con intereses y objetivos similares, que se aman y sencillamente han decidido (ya sea por gusto, por necesidad o por indecisión) establecer una relación a puertas abiertas, manteniendo a salvo su individualidad y evitándose los conflictos ocasionados por vivir bajo el mismo techo.

Son personas, como mencioné, económicamente estables, sin necesidad de que alguien les resuelva la vida y capaces de mantenerse por sus propios medios. En este tipo de relación no se dividen facturas, ni servicios básicos del hogar, ni mercados... (lo cual podría verse como un punto en contra para quien elija este estilo de vida); sin embargo, normalmente se trata de personas en condiciones de hacerse cargo de sus responsabilidades y que disfrutan la autonomía en su vida.



Muchas de estas parejas terminarán su relación, como otras también decidirán en un determinado tiempo convivir juntos; lo importante es haber tenido el valor de probar algo nuevo, sin prestar atención a las criticas de una estructura social tradicionalista.

Debe ser genial, llegar a una etapa de tu vida en la que le digas a tu pareja ¿Hoy qué? ¿En tu casa o en la mía? Y no a un amigo…

¡Buenas noches!

Angemali Fernández

Crédito a los buhítos: