lunes, 31 de marzo de 2014

¿Para qué sirve la MUD?


Fácilmente puedo responder: para nada. Sí, me contradigo. Hace un par de meses les afirmé que la MUD no debería tener un futuro incierto porque desde su asociación, ha permitido la consolidación de triunfos electorales; y allí voy: la mesa nada más tiene un solo propósito: ganar elecciones, pero claro no que las gane cualquiera de los partidos que allí hacen vida, sino el poseedor de la mayor autoridad.

Han fallecido 39 personas en medio de protestas. Superior ha sido la cantidad de civiles frente a los caídos de los cuerpos de seguridad. Dos de los alcaldes más votados y en los municipios con mayores seguidores de la causa opositora los tienen apresados en una cárcel militar (San Diego y San Cristóbal), la diputada a la AN con mayor cantidad de sufragios frente al resto de los legisladores se le despojó de su inmunidad de un soplo, y el representante principal del partido más joven permanece aislado en una prisión que pinta más como mazmorra. Y a todas estas ¿qué ha hecho la MUD?

Nada, el Ramón Guillermo Aveledo (la cara visible de la coalición y quien solo repite lo decidido por otros) ha ofrecido ruedas de prensa y enviado comunicados, solo eso. Ajá y si solamente la MUD sirve para permitir que se ganen elecciones ¿por qué no se ha defendido el derecho de los electores?

Porque sencillamente las viejas rencillas y unas nuevas, la competencia interna y pretensiones no alineadas con lo decidido ‘por la mayoría’ han privado en las acciones que la MUD ha debido tomar desde hace tiempo para corregir fallas endógenas, reorientar sus objetivos y recientemente defender a sus miembros.

No comprendo las razones justificadoras de una organización de alcaldes opositores representada por Gerardo Blyde, si para ello fue creada una corporación, que hoy en la presente publicación critico, ni mucho menos esa recomendación de Capriles ‘de la constitución de un frente social’ cuando él no hace ni el más mínimo esfuerzo por establecerlo. Entonces aquí andamos frente a la presencia de una MUD de brazos caídos, muerta y leguleya que habla muy bonito, y hace muy poquito.

Las pugnas internas no pueden seguir siendo por ambiciones de poder. Hay un país, un pueblo que requiere soluciones a la crisis, una porción de ellos tiene que despertar de las drogas del gobierno y otros inminentemente están obligados a caminar para procurar la conquista de las mentes y corazones del adversario.

Los analistas pro-gobierno no se equivocan cuando objetan que la oposición aún no desarrolla su plan de gobierno e ideología. A estas alturas ello  sigue siendo el gran error y la constante equivocación, porque a fin de cuentas ¿qué le ofreces a un país cuando inmediatamente salga de los psuvistas?

Entonces señores el tiempo de los individualismos no es este, cuando el colectivo clama por soluciones políticas, sociales, económicas y culturales; y ciertamente el hombre debe vivir y manifestar su metamorfosis; pero también sus dirigentes como grupo deben mostrarles el sendero a caminar para llegar a ese lugar ansiado y anhelado lugar donde nuestras necesidades y requerimientos puedan verse satisfechas.



Gabriel Rodríguez
@gabo_rodr

Crédito a los buhítos: