miércoles, 20 de marzo de 2013

Mujer: ¿Sexo qué? ¿Débil? ¡JA!



¿Qué tiene el hombre que no tenga la mujer? Y es cuando dicen, sintiéndose todos unos sementales, “Bolas”. Pene, particular órgano copulador el cual toda mujer puede conseguir por el simple hecho de tener una vagina. Simplificamos y entonces la respuesta a la pregunta seria: NADA.

En este milenio y en pleno siglo XXI ¿Se atreve todavía el hombre MACHISTA a considerar a la mujer el sexo débil?


Resumiré la superioridad del hombre en un desarrollo muscular mucho mayor al de la mujer, lo que le provee de más fuerza. Cosa que me parece excelente porque este ser tan majestuoso no vino al mundo para levantar peso, esa tarea le quedo muy bien asignada a ellos.

Increíblemente la intelectualidad y madures de la mujer es superior a la del hombre a pesar de generar menos neuronas que ellos; podemos arreglárnosla para lograr realizar varias cosas a la vez, mientras que ellos se quedan colgados tal cual un ordenador debido a la saturación de tareas; la mujer es mas resistente al dolor y bueno nos falta la inmortalidad, sin embargo, vivimos mas que ellos. Los quisiera ver en un mundo paralelo  gestando a un bebe de 3 kilos por 9 meses (sin mencionar la parte de dar a luz) y que cada 28 días su órgano reproductor no deje de sangrarles, pero no… ellos con una gripecita ya se sienten con lepra. ¡Qué barbaridad!

Es importante saber que para poseer masculinidad NO es necesario adquirir un comportamiento machista. El machismo es simplemente una versión estereotipada que sirve de vía para la violencia en todos los niveles. La masculinidad se traduce en las experiencias que puedan atravesar los hombres en su hogar, con su familia, en la crianza de sus hijos o en la convivencia con su pareja; mas no en el simple hecho de tener dominio de la mujer con el fin de ser socialmente aceptado como un “varón”. Y cuidadito si les pasa como la canción de Willi Colon.

La realidad es que el hombre no puede vivir sin la mujer y en definitiva la mujer tampoco puede hacerlo sin el, solo hay que saber cuanto ella vale y viceversa. Recuerden que Dios nos hizo como complemento uno del otro. El genero masculino fue hecho para respetar, cuidar, amar, fortalecer, impulsar, reproducirse y crecer CON la mujer, mas no a pesar de ella.

Finalizando, señalemos algunas de las ventajas del género femenino: somos bellas y si no, pues existe el maquillaje; el hombre si es feo, feo se quedó; podemos ser rudas y auto-suficientes, ellos gais; los hombres pierden sus capacidades ante nuestra belleza, nosotras somos realistas; y somos nosotros a quienes cargan el día de la boda #WIN.

¡Buenas noches!



Crédito a los buhítos: