viernes, 1 de marzo de 2013

#NoTabú ¿Hablar al desnudo o hablar desnudos?


Existe un gran tabú con esto de la desnudez o con mostrar ciertas partes del cuerpo, pero a decir verdad, y utilizando las palabras de mi gran e intimo amigo Ricardo Arjona: “la naturaleza no se equivoca y si nos hubiese querido con ropa, con ropa hubiésemos nacido”. Para la sociedad desnudarse está mal visto, pero si a ver vamos, todo depende del contexto.

Comúnmente la desnudez se asocia en la mayoría de las veces con la sexualidad, aunque hoy en día y en ciertos casos, ya no hay que desnudarse para tener sexo. La tendencia del sexo con ropa ha incrementado con eso de variar un poco y hacer la cosa mas interesante; es decir, se han dado cuenta que no solo cuando se está desnudo hay sensualidad.

En cuanto a sexo podemos decir que la desnudez es común, saludable y funciona como buena estrategia de estimulación con tu pareja, sin embargo, aún estando con tu chico(a) la vergüenza no te abandona, entonces sucede que prefieren hacerlo con la luz apagada porque “y que es más rico”. SON MENTIRAS...♪. Es simplemente que el pudor invade.

Dígame si hablamos sobre el bendito tabú con la ropa interior (esto para las mujeres). Suelen decir: “me vieron en sostenes”, “me vieron en pantaletas”; y cuando van a la playa si no se les ve el 95% del trasero en conjunto con usar dos pequeños triángulitos como parte de arriba del traje de baño, entonces no son felices. Ahora me pregunto ¿Dónde dejan la pena en esos casos? O es qué son tan ilusas para seguir creyendo que con la ropa interior “es distinto”.

La cómica, pero lógica conclusión que saco de esto, es que la ropa interior se usa para vestirse (no en todos los casos, lo sé) y el traje de baño es específicamente para NO usar nada encima; es decir, con ropa interior nos da pena porque se supone que debemos estar vestidos y con el traje de baño no nos avergonzamos sencillamente porque deberíamos estar rodeados de personas que visten de la misma manera. La solución: desnudémonos y como es cuestión de contexto, al estar todo el mundo “en cueros” nadie se avergüenza ni, nadie critica. ¿Curioso no?

El punto es que el tabú y lo censurado del tema de la desnudez es simplemente una cuestión que impone la sociedad donde vivimos, debido a eso tan influyente que llamamos moral y buenas costumbres. Lo curioso es que muchas veces esos mismos ciudadanos que juzgan este tipo de comportamiento, dejan de hacer prejuicios con respecto a otros tipos de actos nudistas que se ven como arte. La cuestión es que estas acciones siguen siendo desnudos, hay que entender que como hay dinero por delante, entonces ahí si está bien. Cochino dinero que no hace la felicidad, pero esta cerquita.

Para finalizar sería bueno que todos veamos el desnudo humano como algo natural y no escandaloso; aunque la verdad es, que si Adán y Eva hubiesen tenido el placer de probarse una ropita de ZARA o Bershka *momento de publicidad*, olvídense que el pecado hubiera sido el de la manzana. Ya me los imagino siendo expulsados del paraíso por vanidosos.


Crédito a los buhítos: