miércoles, 6 de marzo de 2013

#NoTabú Menstruación


Inconscientemente, se ha hecho del periodo menstrual todo un tabú. Esas frases como: "anda en sus días" (y que ¿los restantes 28 días no son míos?), "tiene la marea roja", "trae al vampiro", “llego la visita mensual”, entre otros; son eufemismos que se han dado a la tarea de colocarle a este momento tan natural de la mujer. Es un tabú netamente establecido por los hombres y, que a decir verdad, las mujeres hemos sabido aceptar.

Décadas anteriores, las mismas madres ocultaban a sus hijas la verdadera razón de la sangre que provenía de su órgano reproductor. “Estás enferma”, “te lastimaste”, eran algunas de las cosas que solían decir por el simple miedo de aclararles que era el inicio de su ciclo sexual, pasando así de niñas a mujeres.

Si en esta sociedad tan moderna en donde ya se han dejado a un lado muchos tabúes, los hombres no han comprendido que la menstruación no es nada desagradable, definitivamente no lo harán. Tienen una percepción tan errónea del ciclo menstrual, creyéndolo algo vergonzoso y asqueroso sin entender que sencillamente "la regla" es un proceso natural que no debe catalogarse como sucio o maloliente.


Por cuestiones de religión, cultura y política, ha llegado a convertirse también en mera superstición; resulta ser tan ilógico y, a la vez, cómico el efecto que supuestamente puede causar la mujer en ciertas cosas cuando esta menstruando. Se escucha comúnmente:

“No caminéis descalza, ve que tenéis la menstruación”
“No podéis hacer torta, porque se te corta la mezcla”
“Cuidadito con acércate al matero, ve que se me marchitan las flores”
“Nada de cuchi plancheo, porque dejáis impotente al muchacho”. OJO: Bien loca la que quiera hacerlo en esos días.

Y si se fermenta la leche; ni se les ocurra decir que tienen el periodo, porque enseguida: “Ay mija eso fuiste vos que la pusiste piche”

Entonces, ¿ACASO UNO SE VUELVE INCAPAZ E INÚTIL? Estas creencias son unas más incoherentes que otras. Ni siquiera las perras se salvaron, catalogándolas de “malucas” cuando están celo.

Se habla sencillamente de un proceso necesario, tanto a nivel físico como emocional. Son cambios hormonales que hacen de la mujer alguien más sensible esos días, ¿Quién dice que estar sensible es malo? La sensibilidad no incapacita de ningún modo.



Y para los hombres que se enfurecen por no poder tener relaciones sexuales con su mujer, que tiene el periodo menstrual, existen 28 días hábiles en los cuales pueden hacerlo. Si no pónganse creativos e imaginativos.



Crédito a los buhítos: