miércoles, 3 de abril de 2013

#NoTabú Vello Púbico: ¿Si o no?



Hombres, hombres, hombres… que si les gusta con vellos, que si mejor depiladito, que si les gusta el monte de Venus, que mejor recortadito; definitivamente, cambiando un poco la cosa y al mejor estilo de Mel Gibson ¿Qué quieren los hombres?

Cuando de cuestiones de gusto se trata, todo es muy relativo.

Básicamente nunca se sabe en que manera o en que punto el vello púbico podría catalogarse aceptable o atractivo. En principio cuando apenas se empieza a notar la salida del vello en una adolescente quizás no sea tan preocupante o relevante, debido a que se supone que todavía no se es sexualmente activo y por ende, es una zona que no es de “conocimiento público” (aunque hoy en día se han visto casos). La cosa se vuelve un tanto importante cuando exhibes esta zona habitualmente, debido a una practica sexual constante.


Desde el momento en el cual se tiene una pareja con la cual compartes tu intimidad esto comienza a ser relevante, ya que al momento de la relación sexual se tiene un deseo mutuo de complacer el uno al otro y en este caso, el hecho de la mujer de querer mostrarse a su pareja de la manera en que el la quiere ver.

Sin embargo e independientemente de la preferencia del hombre; el género masculino ha olvidado la función del vello en el ser humano. Esto es algo así como lo que yo digo con las cordales en estos tiempos cuando a todo el mundo se las mandan a extraer “si diosito las colocó ahí, pues para algo serán, demasiado sufrimiento para mi gusto”. Con el vello es lo mismo, si existe en algunas partes de nuestro cuerpo, entonces su función tendrá ¿si o que? Ni las cejas, ni las pestañas están de lujo, por dar un ejemplo.

La pornografía es uno de los factores que ha influido en que muchos hombres prefieran una vulva libre vellos, por aquello de las fantasías sexuales, olvidando que el vello púbico protege esta zona femenina de irritaciones y posibles enfermedades.

Si hablamos de la práctica del sexo oral, es aceptable que el hombre prefiera una vulva depilada o en su defecto afeitada, para su mayor comodidad y VISIBILIDAD; el sexo es como la publicidad “el éxito es totalmente VISUAL”; sin embargo, hombres, recuerden que lo que tiene vellos es la vulva NO la vagina.

En definitiva, hoy por hoy, depende de cada mujer si recorta o elimina su vello púbico, pero esta decisión siempre estará sujeta a la estética, la comodidad de ella y no menos importante a la comodidad de su pareja.

¡Buenas noches!



Crédito a los buhítos: