sábado, 25 de mayo de 2013

A tres años del final de LOST...


El pasado 23 de mayo de 2013 se celebró otro aniversario del final del fenómeno de televisión ‘LOST’, el cual vio la luz con un episodio piloto emitido el 22 de septiembre del 2004, contando con seis (06) temporadas, ciento veintiún (121) episodios y con cobertura en dieciocho (18) países, respectivamente. 

La serie narra las vivencias de un grupo de personas sobrevivientes al accidente del vuelo 815 de Oceanic Airlines en lo que parece ser una isla desierta. La supervivencia de los pasajeros se ve amenazada por una cadena de entidades misteriosas, incluyendo osos polares, una criatura misteriosa que ronda por la selva y los habitantes al otro lado de la isla, conocidos como ‘los Otros’.


El complejo y enigmático desarrollo de ‘LOST’ dio pie a numerosas hipótesis para explicar las interrogantes de la serie. Las mismas, en su momento, se refirieron no solo a las posibles respuestas fundamentales del argumento, sino todos y cada uno de los distintos detalles sin respuesta que se van vislumbrando con el transcurrir de los episodios.

Muchos fueron los elementos que construyeron esta serie y la caracterizaron como un tv show distinto, cargado de misterio, amistad, supervivencia, amor, lucha, entrega, pasión, pero sobre todo de coraje, valentía, fe y muerte.

La serie fue un éxito generalizado en los países en los que se emitió. Seis años estuvo al aire como uno de los programas de televisión más esperados en las noches de su emisión, tanto en Estados Unidos, como en el resto de los países donde se transmitía.

Personajes de distintas culturas formaron parte de un cast espectacular, en los que brillaron casi todos. La empatía que se vivió con esos peculiares fue algo que, hoy por hoy, no todas las series pueden lograrlo. Las locaciones dieron en el clavo: la isla de Oahu, Hawái se convirtió en el escenario -y en la casa- de todos los que dieron vida a este programa tan maravilloso.

Para algunos, ‘LOST’ no fue solo una serie de televisión que partió de una premisa increíble, que se caracterizó por mostrar un lado del sci-fi en su máxima expresión o por amenizar la parrilla de la 
cadena televisiva American Broadcasting Company (ABC), NO, fue más que eso, para muchos esta serie se transformó en una lección de vida en el que las enseñanzas estuvieron presentes de inicio a fin.

Más allá de lo inconforme o conforme (me incluyo) que pudo estar la audiencia con el cierre final de ese ciclo tan mágico como lo fue este tv show, de lo confundido que dejó unos o de la tranquilidad de otros, lo importante fue que J. J. Abrams, Damon Lindelof y Carlton Cuse hicieron un trabajo del cual estarán enormemente satisfechos hasta el final de sus días, puesto que le regalaron al mundo su opera prima en el sentido más amplio de la palabra.

La reflexión que dejó ‘LOST’ es y será algo que los losties llevaran por siempre en sus corazones. Se lloró, enfureció, molestó, rió, pero por sobre todas las cosas, se aprendió a darle más sentido a la vida y a todos aquellos que nos rodean.

En fin, solamente se puede agradecer por tanto. A aquellos que aún no han visto ningún capitulo o que vieron alguno aleatoriamente, mi recomendación es emprender el viaje desde el piloto y llegar hasta ese episodio final emitido simultáneamente en nueve (09) países.

Un dato a destacar es que precisamente el episodio piloto fue escrito por Jeffrey Lieber, J.J. Abrams y Damon Lindelof, y dirigido por Abrams, convirtiéndose en el capitulo más caro de la historia de la televisión.



Crédito a los buhítos: