lunes, 27 de mayo de 2013

'Looper': imagen y perspectiva viajando a través del tiempo


‘Looper’ (2012) es una película de acción y ciencia ficción estadounidense dirigida y escrita por Rian Johnson. El filme cuenta con un cast de lujo en el que se mencionan Joseph Gordon-Levitt, Bruce Willis, Emily Blunt, Piper Perabo.

La historia es muy futurista y su sinopsis explica que en el año 2072 los asesinatos están totalmente prohibidos. Cuando alguien desea deshacerse de una persona, los sacrificados son enviados a través de una máquina del tiempo al pasado (año 2042), donde un grupo de asesinos (conocidos como loopers), se encargan de ejecutarlos y eliminar cualquier rastro de evidencia. El problema surge cuando Joe (Gordon-Levitt), uno de los loopers, recibe desde el futuro un encargo muy particular: eliminarse a sí mismo.

El tema de los viajes en el tiempo es uno de los más fascinantes que se pueden explorar en el mundo cinematográfico, bien sea para vislumbrar si efectivamente el cambiar algo en el pasado crea una línea temporal diferente, juntar a personajes de épocas diferentes o cualesquiera sea el caso que puedan imaginar. No obstante, en ‘Looper’, este particular acontecimiento no resulta ser el eje vertebral de la historia sino más bien como un elemento secundario. La primera parte de la película sirve para explicar al espectador el mundo del futuro, resultando fascinante al momento de entender que los loopers son agentes contratados por una mafia del futuro para eliminar a aquellas personas que les resultan molestas en el presente del resto.

En la segunda parte, la película se convierte en un drama de ciencia ficción, en el cual hay suficiente dimensión para que el trío protagonista cuente con la posibilidad de dar lo mejor de sí mismos.

Joseph Gordon-Levitt hizo un excelente trabajo desde todos los puntos de vista. Vale decir que tiene un gran parecido con Bruce Willis (sí, fíjense bien) y para esta película fue necesario que aprendiera cómo decir muchas frases pregrabadas por el magistral y legendario Willis, además de practicar la parte gestual viendo anteriores entregas del protagonista de ‘Armageddon’ para resultar lo más parecido a este.

Por su parte, Willis resultó ser secundario en ‘Looper’, pero eso no impidió que dejara en evidencia lo multifacético que es, sobre todo por ser el más destacado para contar cómo el Joe de Gordon-Levitt terminó convirtiéndose en él y la forma en la que acabó regresando al pasado. Emily Blunt también se encargó de hacer su parte y aportó en los momentos más dramáticos de la cinta, respectivamente.

Rian Johnson realizó un trabajo muy bueno; la dirección es tremenda y aunque el ritmo de la película resulta irregular, se mantiene la intriga y el interés. Las secuencias de acción están bastante bien rodadas (ajustadas el poco presupuesto con el que se realizó el filme). Eso sí, no es perfecta y hay muchos bucles dentro del guión; esos 'huecos' en el mismo no permitieron que la ejecución alcanzara otro nivel. Una pena, sinceramente.

Debo decir no vi ningún tipo de referencia sobre esta película y me sorprendió lo interesante que resultó todo; aunque no es lo más original del mundo, logra sentirse diferente y ese toque de Sci-Fi estuvo maravilloso. La ambientación fue agradable y acorde a la temática. Pierce Gagnon (Cid), realmente fenomenal; todas las escenas donde él participó fueron muy buenas. 

En conclusión  No es novedosa ni en el fondo, ni la forma, simplemente efectiva (perdonando sus innumerables carencias y lagunas). Errores por doquier, pero de manera distinta. 


Crédito a los buhítos: