lunes, 13 de mayo de 2013

#NoTabú Las Suegras… Ángeles o Demonios Parte I

Estas mujeres si que se han ganado la mala fama; no nos cansamos de ver chistes en su contra (ninguno a favor de ellas, porque sino no habría chiste), pero lo cierto es que a pesar de que puedan existir suegras despreciables, insoportables, malintencionadas, que todo lo que se diga de ellas es poco y que navegan en el mar de la ignorancia sin rumbo y sin posición fija; me atrevo a decir que siendo NO una BRUJA de estas, entonces juegan un rol bastante importante en la relación de pareja de sus hijos.

A este ser tan peculiar se le conoce también como “madre política”, de manera que podemos ver de donde proviene el problemita. ERROR GARRAFAL involucrar la política aquí… Sabían ustedes que la política en su mas corto significado se define como el ejercicio del poder que busca un fin trascendente; ¿y en que se caracteriza la suegra (bruja)? En ejercer su poder de madre de uno de los involucrados, para alcanzar el fin trascendental de la persona que quiere llevarse a su muchacha o muchacho. Tan sencillo como eso.

Si de suegras “razonables” hablamos, entonces no todo es tiniebla. Cabe resaltar que hay unas que se destacan entre el montón dejando “ser” a su nuera o yerno. Muchas veces (no siempre) tienden a ser aquellas que tienen a la muchacha quedada y entregada al Señor o al hijo que un poquito mas y recoge el jabón, entonces ahí es cuando les alegra la aparición de alguien que no sea precisamente el espíritu santo o en su defecto alguien para sacar de la duda sobre la tendencia sexual del muchacho.

Aunque pasarse para el otro bando también da después de viejo… pero buej…

Si es de las que dicen “La noviecita del hijo mío” en vez de sus nombres, llevan las de perder chicas.

O si dicen “El amiguito que tiene ahorita la hija mía” en vez de aceptarlo como sus novios, perdieron el trabajo chicos.

Para las razonable lo que hay que tener es entendimiento; su intensidad mas allá de la mala intención, esta ligada es con el apego y celos hacia sus hijos(a). Para las bruja, lo que hay que tener es paciencia… pero para esperar la hora de poner en la lapida “Señor, recíbela con la misma alegría con la que yo te la mando”

¡Buenas noches!



Crédito a los buhítos: