lunes, 13 de mayo de 2013

'Take Shelter': ¿Pesadillas apocalípticas o premoniciones reales?


Cuando hallamos películas con escasa promoción en nuestro país, que ni siquiera llegan a las salas de cine y vemos que dan oportunidad a unas y a otras no, me pregunto ¿Por qué cuando el argumento y la premisa son tan buenos, estas cintas no tienen la capacidad de competir frente a tantos clichés de Hollywood? No es tan difícil de responder, cuando se sabe que la mayoría de los espectadores 'comen' con efectos visuales y es lo que más gusta. Sin embargo, cada persona respondería distinto a esta interrogante. Paradójicamente, hablaré de una película estadounidense, pero que pertenece al cine independiente y que, para mí, es como un diamante sin pulir.

‘Take Shelter’ (2011) es una película de género dramático que cuenta el relato de Curtis LaForche (Michael Shannon), un ciudadano que vive en un pequeño pueblo de Ohio con su mujer, Samantha (Jessica Chastain) y su hija Ana, una niña sorda de seis años. Un día, Curtis comienza a tener extraños sueños de carácter apocalíptico. Atormentado por tal situación y sin saber si sus visiones son consecuencia de una enfermedad mental o se trata de premoniciones reales, este hombre decide construir un refugio para tormentas en el patio trasero de su hogar y convertirlo así en un lugar seguro donde poder refugiarse en caso de que llegue la enorme tormenta apocalíptica.

Aquí encontramos una temática de moda: la del fin del mundo, pero tratada de manera intimista y sin casi ningún efecto visual. El apocalipsis es mostrado como metáfora de los miedos y paranoias más íntimos de cada ser, donde el principal afectado de esta historia hace que el espectador se cuestione si el verdadero motivo de la construcción de un refugio es resguardar a su familia (la de Curstis) de la llegada de una tempestad cercana, o de sí mismo.

‘Take Shelter’ supone el segundo trabajo de dirección y guión por parte de Jeff Nichols (reconocido por trabajos como ‘Shotgun Stories’ y ‘Mud’) el cual se arriesgó por mostrar una cinta que no llegó con facilidad al gran público acostumbrado a otros menesteres fácilmente más digeribles, pero a la cual las criticas han favorecido y los porcentajes de aceptación son lo suficiente altos para considerarla como única e inolvidable.

Desde un punto de vista más profundo, fácilmente puede decirse que la película es una exploración tranquila e implacable de los no tan recientes terrores que han acosado -y todavía lo hacen- la vida americana contemporánea.

A destacar sus protagonistas: un magnifico Michael Shannon que se entrega completamente al papel y transmite sus miedos más internos, y una Jessica Chastain (la actriz revelación desde ‘The Tree of Life’ y recientemente con ‘Zero Dark Thirty’) evidenciando que su participación siempre deja un plus para sus más fieles -y no tanto- admiradores.

Vale decir que cuenta con un guión sólido, pero que resulta lento, no obstante es de esas películas que dejan repensando al espectador después de haber visto un final como el ‘Take Shelter’ posee. Absorbente como ella sola y con una tensión desde el primer hasta el último minuto, contiene un mix entre la paranoia, el miedo y la conmoción. El soundtrack es una preciosura al igual que la espectacular fotografía.

Quizá, lo mejor de todo, es la incertidumbre de saber si Curtis se enfrenta a algo terrorífico, si verdaderamente es autentico o solo está dentro de su cabeza como producto de la locura y, a esto se le suma, el hecho de dejar en el espectador la inquietante sensación de haber sido participe de una pesadilla o de algo terriblemente real.

En fin, ‘Take Shelter’ podría sentar cierta cátedra en el futuro cine indie. La valentía de su premisa en tiempos de apocalipsis más espectaculares, fue una apuesta a la que Nichols decidió darle play.



Crédito a los buhítos: