jueves, 30 de mayo de 2013

Pocos le paran pelotas a la crisis universitaria


Basta sentarse a ver un noticiario, de cualquier canal de televisión, leer un periódico, escuchar la radio o revisar algún  portal; aún cuando universidades como la UCLA tienen ya más de dos meses de paro y no culminaron su semestre (segundo de 2012), dichas situaciones se han enmudecido y la opinión pública venezolana se divide entre los opositores a los paros (los oficialistas, en su mayoría) y apoyadores (básicamente disidentes al gobierno actual y los realizadores del reclamo).

Ya en una publicación pasada había dicho que no podía avalar totalmente una medida de paro indefinido porque soy tan estudiante como todos los afectados y necesito graduarme lo antes posible; sin embargo el trabajo, esfuerzo y conocimientos deben recompensarse debidamente. Viendo el martes pasado la sesión de la AN, me di cuenta como solo tres (03) diputados, dos de oposición y uno psuvista hablaron sobre el tema. El primero de ellos fue el diputado representante de los pueblos indígenas, Arcadio Montiel quien mencionó el apoyo que debe darle el hemiciclo entero a las universidades autónomas del país “y que de la misma forma como se dan recursos a la Universidad Militar es necesario hacer lo propio con UCV, ULA, LUZ, entre otras”.

Montiel destaca que existen empleados con más de 4 años sin salario y otros sin aumento, la existencia de laboratorios en estados deplorables, la renuncia de profesores y protestas constantes por parte del personal académico, administrativo, obrero y del estudiantado. Con ello se evidenció el importante llamado hecho por el diputado para atender la academia venezolana. En vista del reclamo, el presidente de la AN le pidió un documento explicativo para hacérselo llegar al ministro Calzadilla. Pero yo me pregunto ¿y es que acaso Calzadilla a estas alturas ya no conoce el problema completo?, entonces para qué un documento explicativo.

Posteriormente Adel El Zabayar, psuvista del estado Bolívar llamó a Montiel “desconectado”, y con esta actitud se evidencia el por qué hasta el sol de hoy nadie le está parando suficientes PELOTAS al problema del sector universitario. Como es posible que el señor El Zabayar aún lleve a colación tópicos como el pago de las deudas a profesores de los años 70 y 80, hecho por el ex presidente Chávez en 1999. Tratando de desconocer las fallas actuales. El tercer diputado en intervenir fue un representante del estado Carabobo, por el partido Proyecto Venezuela, a quien rápidamente interrumpió Cabello y le pidió un informe para llevárselo al ministro.

Con todo esto notamos como a la crisis de las universidades no se le va a dar importancia hasta tanto los estudiantes, obreros, personal administrativo y docentes no quieran salir de sus áreas de confort (entiéndase como oficinas, casas o salones de clase) y salgan a la calle a trancar el ministerio del sector universitario en Caracas, hacer huelgas de hambre, llevar el caso a los órganos de justicia del país o que una comisión recurra a la UNESCO para plantear el problema y dejar claro como el gobierno actual los mantiene ignorados.

Hoy, no veo por ninguna parte, el interés por solventar esta situación de raíz y radicalmente, cada quien está tomando las posiciones más fáciles encontradas. Desde el gobierno llaman a los manifestantes de cualquier forma y llevan el problema a lo político, y los otros no hacen más que hablar mal del contrario y hacer cuanto paro se les ocurra. Persistiendo la duda ¿ACASO CON TODOS ESTOS PAROS Y DISCUSIONES IDIOTAS, SE LE HA VISTO SOLUCIÓN AL PROBLEMA? Seguiremos siendo ignorados hasta que no nos pongamos las pilas y estemos dispuestos a salir a la calle a defender a la UNIVERSIDAD VENEZOLANA.

Crédito a los buhítos: