lunes, 22 de julio de 2013

#Especial: Glee, el seriado del canto y el baile, ahora ¿está más cerca del fin?


La exitosa serie transmitida por Fox desde hace más de cuatro años, hoy atraviesa por una etapa dura. A pesar de haber sido anunciado hace un par de meses, por parte de su creador  Ryan Murphy (reconocido por shows como Nip Tuck, American Horror Story y The New Normal) otras tres temporadas, el trágico y muy inesperado deceso de su protagonista Cory Monteith ha puesto en vilo a su audiencia, por no tener la certeza de lo que ocurrirá.

Desgraciadamente un ser que profesionalmente se encontraba en una de las fases más maravillosas de su vida, al hallarse en la cúspide por el éxito abrumador del programa; y dicotómicamente su lucha con el regreso de viejas adicciones, lo obligaron a internarse en un centro de rehabilitación, para luego casarse con su compañera Lea Michele (la estrella central del seriado). Sin embargo, dicho plan no pudo llegar a consolidarse con esta inesperada y muy fatídica pérdida.

Con el fallecimiento de Finn (nombre de su personaje) se afecta toda una producción y creación literaria. Mover las piezas del ajedrez para seguir teniendo el apoyo del público debe hacerse muy cautelosamente, porque no solo estaría en riesgo la salud del show, sino la imagen de la protagonista (Lea Michele). Y es que cuando se les tiene aprecio, admiración, respeto, y compartimos lo visto de una figura del espectáculo o en una serie de tv, inevitablemente todo lo malo que les ocurra nos afecta. A algunos gravemente, pero a otros nos desestabiliza al pensar ¿por qué en este momento y de esa forma?

Glee es un show visto en gran parte del mundo, con alta repercusión en todo el continente Americano, especialmente en jóvenes y admiradores de los musicales. Sería una lástima que en medio de tan triste noticia se decida romper aún más el corazón de los fanáticos cancelando la teleserie y privarlos de maravillosos cover que en la mayoría de las oportunidades han superado a los originales, dejando además a la intemperie el futuro del resto del elenco.

Debo reconocer que el último anuncio de incremento en las temporadas (al iniciar las transmisiones de Glee se había decidido una sola, posteriormente se llevaría a cinco –con motivo del boom- y hasta hace poco, finalmente serán siete) no me había parecido lo más idóneo, en vista de poder producirse cambios desvirtuadores del concepto e idea original del show; aún más con el bajón de audiencia experimentado recientemente y no haber culminado la cuarta temporada de forma tan rimbombante como las otras tres.

Pero, es conocido que todo programa debe transitar por ese camino porque resulta parte de un ciclo permitidor de transformaciones y evolución. En lo personal como espectador, aún cuando el final de temporada resultó muy gris, en toda ella noté un manojo de episodios que nos mostraron distintas facetas de los personajes, que nos llevaron a observarlos ya no como adolescentes, sino como individuos rumbo a la madurez con una elevada presencia de las artes. Sin duda alguna ¡esta es la esencia de Glee! Y por ello gran parte de sus actores han merecido el aprecio del público hasta el momento.

Yo tengo mucha confianza en que sus escritores y productores han de corregir los detalles donde hagan falta, y persista la conquista de más espectadores amantes de la música, el teatro y la danza. El personaje de Finn Hudson y Cory Monteith como su intérprete, continuará en el recuerdo del público y es allí donde sus creadores tienen la tarea de actuar. Pero no podemos permitir que tantas historias mueran por este hecho tan terrible.

El fallecimiento de Cory Monteith, actualmente, embarga de profundo pesar a sus seguidores y mucho más a todos sus compañeros de trabajo, a su novia y compañera, principalmente. Aún cuando se fue siendo recordado como Finn Hudson el líder masculino de New Directions, él desde donde quiera que se halle no creo pueda haber concebido un final de este programa al no contar más con su presencia; por el contrario, de nosotros dependerá el futuro de Glee y de seguir viendo el transitar de nuevos actores y la metamorfosis de los personajes de siempre.


Cory Monteith que descanse en paz y su imagen siempre brille como un muy buen recuerdo en las mentes del público que ha seguido Glee desde hace más de cuatro años. 

Los dejo con una de las mejores presentaciones de la Cuarta Temporada




Crédito a los buhítos: