jueves, 4 de julio de 2013

La política es dinámica, no estática


Desgraciadamente los políticos venezolanos no han comprendido que el ejercicio de la su función partidista es dinámico; ello ocurre porque con el transcurrir del tiempo son muchos los sucesos ocurridos que hacen modificar la actitud de los ciudadanos. En el particular del país, son muchas las estrategias usadas por los competidores para desfavorecer a los contendores. ¿Cree usted que Capriles, mucho antes del anuncio oficial de la muerte de Chávez, no ideó las formas para tratar de mal poner a Nicolás y salir airoso de la contienda?

La planificación estratégica desde hace 14 años ha resultado fundamental, solo que los opositores al gobierno han sufrido de ceguera crónica y permanecen impedidos para actuar adaptados al contexto. A veces creo que la toma de decisiones de los políticos se limita a “cuál es el partido predominante del lugar”. Cómo es posible que en pleno siglo XXI y luego de perder por tanto tiempo, hay gente como Manuel Rosales que señala “la alcaldía de Maracaibo es de UNT”. ¡Dios mío no se cansan de ser derrotados! Un partido que tiene puros bate quebrados, que debe reflexionar su escasez ideológica y evaluar sus enormes desaciertos que lo convierten hoy en parte del pasado.


Al titular esta publicación, pensé en  lo básico que son algunos al querer actuar “ecuánimemente” y no insistir en la transparencia. No es secreto para nadie la mediocre gestión de la alcaldesa de la ciudad de Maracaibo. Una untada de poder por parte de su esposo, fundador de UNT, y quien nos ha demostrado que para gobernar no tiene la más mínima idea. Y una razón válida para considerarlo, es el hecho de que está al frente del municipio más importante del país, después de Caracas, y que ni siquiera se ha preocupado por ofrecerle al pueblo una mejor calidad de vida. 

Desde hace mucho vengo diciendo que Maracaibo, desde diciembre, tendrá un regente psuvista. Porque la MUD no permitirá que se postule Guanipa, y de lanzarse independientemente más rápido perderá la oposición. Por otra parte, los electores disidentes se esconderán el 8D para no apoyar a la señora Eveling Trejo. Al final el ciudadano de a pie es quien más perderá, al quedar en manos de alguna persona que competirá no por ganar esa silla, sino por ser el más inepto.

Y digo idiota porque fuertes rumores dan a Di Marttino como candidato por el Psuv. Definitivamente, el zuliano tendrá que salir a la calle e incendiarla porque en medio de tan horroroso panorama es mejor lanzarse de la pila 21 del Puente General Rafael Urdaneta, que estar con vida para ser víctima de los embates de gestiones tan mediocres.


Las soluciones saltan a la vista. Juan Pablo Guanipa debe ser el candidato de la MUD, aún cuando ello represente la pérdida de poder para UNT, y ganancia para PJ. Y en el caso de oficialismo, cualquiera es mejor que Di Marttino.

Crédito a los buhítos: