martes, 20 de agosto de 2013

Trilogía Crossfire: No te escondo nada


Al parecer, los últimos años de la literatura, han sido los de las novelas eróticas. En el 2011, cuando llegó a las librerías la primera parte de la ahora famosa trilogía 50 sombras de Grey, con una poderosa campaña de marketing editorial, donde miles de personas alrededor del mundo compraron y leyeron el libro, creando una euforia por el género que ahora, es el favorito de muchos.

Sylvia Day es una autora experta, sabe cómo atrapar al lector con un libro muy bien escrito con prosa ágil, amena y sencilla de leer, pero también cuidada; las escenas y los personajes fluyen perfectamente, están muy bien acabados y la trama en general se desarrolla con fluidez, de manera que la lectura resulta rápida y entretenida. Sin embargo, por alguna razón no se logra conectar con el protagonista de la historia, nadie sabe nunca lo que piensa o siente y la manera en que se expresan a veces es… desagradable, el lenguaje no es apropiado al nivel cultural de los protagonistas.

En 'No te escondo nada' se encuentra la historia de amor, sexo y acción de una chica con un pasado poco común, Eva empieza en su trabajar soñado en la cuidad de Nueva York para escapar un poco de su pasado y empezar de nuevo... junto con su amigo Cary inician una nueva vida en la gran manzana, allí conoce a Gideon Cross, un gran empresario dueño de casi toda la cuidad, es un hombre de negocios dispuesto a realizar todo a su alcance para obtener lo que quiere, pero al igual que ella ¡esconde un pasado!

El título encaja a la perfección, Eva se arriesga y permite que Gideon conozca su oscuro pasado (un pasado que solo su madre, su padrastro, Cary y su terapeuta conocen) sabiendo que él puede dejar de verla como la mujer correcta, pero causa todo lo contrario y él quiere protegerla de su pasado, y está dispuesto a todo por mantenerla segura. No obstante, los dos protagonistas tienen problemas de confianza relacionados con hechos pasados que les han llevado a ser lo que son. Ambos luchan por el control de su relación, porque eso es lo que necesitan para asegurarse que su pasado no se va a repetir. Eva es la narradora de la historia con su personalidad fuerte y decidida, comparte todos sus secretos con el lector y volviéndose menos firme, huyendo cada vez que algún problema se presenta sin enfrentarlo, lo que es raro porque sabe lo que quiere pero es insegura al mismo tiempo. Por otra parte, Gideon es rico, guapo, lleno de cicatrices emocionales y fanático del control, pero con un misterioso pasado.

Aún quedan muchas cosas por descifrar y mucho camino por recorrer para los dos personajes que necesitan madurar y resolver sus problemas, aunque sin duda alguna será una historia interesante que fascinará a más de uno cuando lean los dos siguientes libros de la saga: 'Reflejada en ti' y 'Atada a ti'.



Emily Andrade
@EmAndrade22

Crédito a los buhítos: