viernes, 27 de septiembre de 2013

'El cuerpo': misterio, duda y traición


Esta es la primera vez que escribo un review sobre alguna película española y con ello surge una pregunta ¿por qué antes no lo había hecho? Para la cual, puedo responder de dos formas: 1. Probablemente, esto haya sido producto del estereotipo de películas hollywoodenses y su éxito comercial en taquilla o 2. No había tenido la oportunidad de ver alguna que me impresionara tanto como para dedicarle unas líneas… hasta hoy. Vale decir que tampoco es que he visto muchas, pero si una buena cantidad para dar mis impresiones al respecto de este tipo de cine. 

‘El cuerpo’ es una película española del año 2012 que cuenta la historia de una pareja de esposos cuyas personalidades son particulares y donde la felicidad, picardía y juegos de seducción resultan ser protagonistas. Sin embargo, todo cambia cuando el cadáver de una mujer desaparece misteriosamente de la morgue sin dejar rastro alguno, pero si una gran incógnita ¿Qué pasó? El Inspector, Jaime Peña (José Coronado), investiga el extraño suceso con la ayuda de Álex Ulloa (Hugo Silva), el viudo de la mujer desaparecida. Juntos, durante el transcurso de una noche fuerte, intentarán hallar la verdad sobre los acontecimientos que encierran la muerte de la mujer.

Ópera prima del cineasta Oriol Paulo, ‘El cuerpo’ es un buen ejemplo de suspenso, juegos mentales y misterio. Fue expuesta como «el nuevo thriller de los productores de ‘El orfanato, 2007’ y ‘Los ojos de Julia, 2010’» con la intención de lograr el impacto que esas persiguieron durante su estreno tanto en España como en el resto de los países a donde llegaron.



Técnicamente, la producción es decente en la mayoría de los niveles: agradable dirección, fotografía, edición y montaje, pero dejando mucho que pensar en lo referente a sonido (con conversaciones que no se entienden) y una banda sonora, a ratos, forzosa. No obstante, el conjunto de estos elementos, permite un disfrute total o parcial de la misma (dependiendo de la persona). Es muy digna, desde luego. En cuanto a la trama, -es esa clase de historias-, que arrancan muy bien, se estancan un poco -sorprendiendo constantemente al espectador- y luego remonta para cerrar con un final revelador y nada predecible. ¡Vaya jugada del director!


Los esfuerzos interpretativos de Hugo Silva (Álex Ulloa), la grande de Belén Rueda (Mayka Villaverde) y José Coronado (Jaime Peña) son únicos. Independientemente del escenario, se adueñan de los papeles y transmiten sus emociones, miedos, angustias y hasta porqué no: su maldad. Estos son los reflejos especulares e inéditos entre personajes de distinto temperamento y extracción social, sumergidos en una atmósfera oscura, tormentosa e inquietante. 

Vale decir que esta cinta alude a pinceladas del memorable maestro del cine negro, Sir. Alfred Hitchcock, con momentos e inspiraciones temáticas de un cineasta que marcó un antes y un después en el género suspense. Paulo deja en evidencia su respeto por Hitch y despliega guiños tan particulares como puntuales, sobre todo por el maquinado -y bien pensado- final que ‘El cuerpo’ posee.


En fin, es de esas historias atrapantes, repetitivas, pero con un toque de originalidad que permiten al espectador gozar de 107 minutos de misterio y trabajo mental. Contiene errores y aspectos que pudieron ser corregidos, sin embargo, estos no le quitan el hecho que pueda disfrutarse y llegue a sorprender -como lo hace- con su estocada de cierre. Vale la pena.

Pablo Torres Viloria
@PablooTV

Crédito a los buhítos: