viernes, 6 de septiembre de 2013

'Olympus Has Fallen', explosiva acción al mejor estilo de Call of Duty


Imagen cortesía de Google Images
Las nuevas películas de acción que están llegando de Hollywood, desde hace algún tiempo, parecen estar cortadas por la misma tijera y mucho es el descontento de algunos fanáticos de este género, puesto que el cine de superhéroes es lo más cercano que hay, actualmente, a producciones en las que la acción tenga mucha presencia. No es la idea que esto sea así, pero la mezcla de categorías cinematográficas ha posibilitado tal hazaña y aunque quizá parte del público objetivo se encuentre en desacuerdo con lo qué ocurre, tampoco es que dicha licencia debe ser vetada. El trabajo de los cineastas es evocar emociones de todo tipo, provocar entretenimiento por doquier, elegir un buen reparto, contar con una buena puesta en escena, no abusar del metraje, dirigir diálogos sólidos y tener un guión aceptable y capaz de cumplir todo lo anterior.

Imagen cortesía de Google Images
Olympus Has Fallen (Objetivo: La Casa Blanca) sabe ejecutar a cabalidad su función de entretener y no muere en el intento debido a esa pirotecnia de disparos que desde el primer cuarto de película se vislumbran. ¡Al mejor estilo del videojuego Call of Duty!

Desde tiempos remotos, está muy claro que los grandes héroes de acción son, por regla general, inmortales. Tanto es así que esa pudiera ser la gran diferencia entre este tipo de personaje y el superhéroe, pero lo que ha sido básico para diferenciarlos es que el cine de acción era capaz de hacer creer que realmente el enemigo podía acabar con ese principal (bien humano, btw) y que a este no le importaría morir si a cambio conseguía completar su misión; es decir, era lo más humanizado posible.


Imagen cortesía de Google Images
La película Olympus Has Fallen (Objetivo: La Casa Blanca) tiene bien claro ese punto y recurre a la necesidad de que el espectador halle cierta empatía con Mike Bannin (Gerard Butler) y que no lo vean como alguien invencible. Su prólogo va en esa dirección, y desde el inicio del filme se ve cómo la persona que es clave para solucionar una crisis mundial se le escapa de las manos el poder salvar la vida de un personaje secundario, pero importante para el presidente de los Estados Unidos de América. Y vamos, no ha hecho nada mal, pero la sombra de ese lamentable momento es tan nítida que la cinta avanza y con ella, llega el primer giro de la historia.

Antoine Fuqua es el encargado de dirigir la cinta, recurriendo a ideas previamente desarrolladas en sus anteriores filmes de acción (Training Day, 2001; Tears of the Sun, 2003; King Arthur, 2004; Shooter, 2007), pero con el toque que solo el director sabe dar: ¡acción, acción y más acción!

Imagen cortesía de Google Images
La cinta está protagonizada por Gerard Butler (Mike Banning), Aaron Eckhart (Presidente Benjamin Asher) y Morgan Freeman (Presidente Allan Trumbull). Fue estrenada el 22 de marzo 2013 por FilmDistrict y recibió recepción crítica mixta, pero ganó más de $ 160.000.000 en contra de un presupuesto de producción de $ 70 millones. ¡Nada mal para no ser una gran película! 

Catastrófica, tensa, angustiante, predecible, cliché y muy patriótica. Olympus Has Fallen (Objetivo: La Casa Blanca) es una buena película de acción que pudo haber sido muchísimo mejor. Pocas veces ocurre esto, puesto que los directores caen en el error de repetir y aburrir. Particularmente, para mí, esta es una excepción dado el discutible estado mostrado últimamente por las cintas de este tipo producidas en EE.UU. Es una satisfacción ver que aún hay quién sabe aprovecharse de las posibilidades de este género. Es agradable lo 'realista' que puede llegar a ser. Buttler, se luce como un guerrero en este tipo de cintas y de Freeman solo se le puede aclamar como una leyenda. 



Pablo Torres Viloria
@PablooTV

Crédito a los buhítos: