viernes, 7 de marzo de 2014

Venezuela, pizza y ‘selfie’ en la edición 86 de los Premios Óscar


Una nueva entrega de premios llegó para cerrar con broche de oro la temporada. La edición 86ª de los Óscar tuvo lugar en el Dolby Theater de Hollywood, Los Ángeles contando con Ellen DeGeneres como host. La prestigiosa presentadora, apostó por la naturalidad y estuvo más fluida que en su anterior ceremonia (id. 2007). Incluso, se disfrazó de hada madrina y, consciente del hambre que podían tener algunos invitados, tomó la iniciativa como anfitriona y pidió unas pizzas para todos.

Además, se valió de la palabra más usada en 2013: ‘selfie’ (autofoto) para batir el récord de retweets con una fotografía donde posó junto a grandes de Hollywood: Jennifer Lawrence, Bradly Cooper, Meryl Streep, Julia Roberts, Kevin Spacey, Channing Tatum, Angeline Jolie, Brad Pitt, Lupita Nyong'o, su hermano, y Jared Leto. La imagen se convirtió en la más retuiteada de la historia, superando a la que subió Barack Obama al ganar por segunda vez las elecciones de Estados Unidos, en la que abrazaba a su mujer Michelle Obama, y que había sido retuiteada 778.329 veces hasta ahora. ¿El resultado? Más de dos millones de RT en una hora gracias a la viralidad de los usuarios y una incalculable exposición de la marca Samsung frente a millones de espectadores. ¡Bravo!


El primer galardón de la noche fue el de mejor actor de reparto y Jared Leto alzó la estatuilla -por primera vez y después de su regreso a la pantalla grande- tras 9 años de ausencia. Leto no solo agradeció a su mamá por ser el motor de motivación que le ha permitido triunfar en reiteradas oportunidades sino a las naciones que, hoy en día, atraviesan situaciones de represión: A todos los soñadores que están viendo esto hoy, lugares como Ucrania y Venezuela, nosotros estamos aquí mientras ustedes luchan para hacer sus sueños realidad, para vivir el imposible. Nosotros pensamos en ustedes esta noche".

Algunas horas antes de la ceremonia, el también actor, Kevin Spacey, escribió en la red social Twitter: "Venezuela no te rindas, todo el mundo tiene el derecho de expresarse". Forest Whitaker apuntó: "Entristecido por la violencia en #Venezuela. Todo el mundo tiene el derecho a hacer oír su voz". Y Alfonso Cuarón dijo al cruzar la alfombra roja: "Venezuela, les mando un abrazo muy caluroso. Ojalá y logre llegar la calma y la paz".

Todo esto se logró gracias a una campaña en las redes sociales para mencionar a los presentadores, actores nominados y algunas personas del público asistente con mensajes de apoyo para la nación, utilizando la etiqueta #OscarsForVenezuela

Por otra parte, la actriz, Lupita Nyong’o, obtuvo el Óscar a mejor actriz de reparto por la desgarradora participación de una esclava torturada en la película ’12 Years a Slave’ (cinta basada en hechos reales). “No se me escapa que tanta alegría en mi vida se deba a tanto dolor en las vidas de otros, así que quiero saludar el espíritu de Patsy por su guía”, expresó Nyong’o en referencia a su personaje en el filme. La actriz, nacida en México, era la favorita en esta categoría y con una ovación fue recibida en el escenario.

Luego de arrasar en las ceremonias previas al Óscar, Cate Blanchett fue honrada como mejor actriz por su interpretación de una dama de alta sociedad caída en desgracia por causas ajenas a su voluntad y cuya situación destruyó gran parte de su sentido común, en la cinta del legendario Woody Allen: ‘Blue Jasmine’. "Muchas gracias Woody por elegirme. Realmente aprecio mucho que lo hayas hecho. Estoy muy orgullosa de que Blue Jasmine haya estado en los cines tanto tiempo como estuvo. También quiero agradecerle a la audiencia por haber ido a ver la película pese a que exista gente en la industria cinematográfica que tontamente adhiriere a la idea de que las películas protagonizadas por mujeres son experiencias de nicho. Que no lo son. La gente quiere verlas, de hecho, ganan dinero. ¡El mundo es redondo gente! (…) Aunque este premio sea tan azaroso y subjetivo, significa muchísimo en un año de extraordinarias actuaciones hechas por mujeres”, aseguró la australiana de 44 años.

Muchos lo anunciaron y así pasó: Matthew McConaughey obtuvo el Óscar a mejor actor por su majestuoso papel de texano machista, homófobo, adicto al sexo, las drogas y portador de VIH en la película ‘Dallas Buyers Club’. Su discurso fue el más religioso de la noche: "Dios me ha dado oportunidades que jamás pensé que estuvieran en mi mano. Es un hecho científico que cuando tienes a Dios de tu lado, tienes un amigo". McConaughey no solo debió aprender cada palabra del guión sino que también requirió una transformación abismal de su masa muscular al perder 23 kg (51 lb) para dar vida a Ron Woodroof.



La gran galardonada de la noche fue la película ‘Gravity’, del mexicano Alfonso Cuarón, al obtener siete estatuillas (de 10 nominaciones), incluyendo la de mejor director. Cuarón se convirtió en el primer cineasta latinoamericano en recibir un Óscar y, debido a su tesón para llevar a cabo un proyecto casi que imposible, fue el más ovacionado, pues rodar una película creando sensación de ingravidez, perdida en el espacio y prácticamente con solo una actriz (Sandra Bullock) es y será un trabajo recordado por los siglos de los siglos. “Como cualquier otro esfuerzo humano, hacer una película puede ser una experiencia transformadora. Y quiero agradecerle a Gravity porque para muchos de los involucrados en este filme, fue definitivamente una experiencia transformadora (…) Para algunas personas la transformación fue sabiduría, para mí fue simplemente el color de mi pelo”, dijo Cuarón al aceptar la estatuilla.

No obstante, el mexicano y su equipo no lograron el Óscar a mejor película, este se lo llevó ’12 Years a Slave’ y, aunque todo apuntaba a que sería la ganadora, millones anhelaban que fuera ‘Gravity’ la que terminara de arrasar.

Brad Pitt obtuvo su primer Óscar no como actor, ni como director, pero sí como productor de ’12 Years a Slave’. Leonado DiCaprio no logró alzarse como mejor actor (tras ser nominado por 5ta vez). La sorpresa de la noche fue que, luego de obtener 10 nominaciones, la película ‘American Hustle’ no recibió ningún reconocimiento. Rara vez ocurre algo como esto, pero varios elementos le atribuían como ganadora de, al menos, un Premio de la Academia.

Los momentos musicales estuvieron protagonizados, principalmente, por dos grandes divas. Pink se encargó del homenaje a 'El mago de Oz'. Bette Midler se dedicó a dar voz al repaso a los fallecidos del año, cerrando con la imagen en el fondo de Philip Seymour Hoffman. Por otra parte, Idina Menzel interpretó la canción ‘Let It Go’ (los nervios la traicionaron y sin duda fue la actuación más vergonzosa de la noche) y el atrevido Pharrell Williams se encargó no solo de cantar ‘Happy’ (Mi Villano Favorito 2) sino de sacar a la bailar a la reconocida Meryl Streep y darle ritmo a la noche.

Entre discursos elegantes, emotivos, políticos, religiosos; una autofoto que destronó al tuit con más RT en la historia, pizzas durante la ceremonia y una anfitriona que brilló de inicio a fin, la edición 86 cerró sin muchas sorpresas y reivindicando el trono de los mejores del cine en 2013.

+Lista de ganadores en la edición 86 de los Premios Óscar:

Mejor película: 12 Years a Slave.
Mejor actor: Matthew McConaughey (Dallas Buyers Club).
Mejor actriz: Cate Blanchett (Blue Jasmine).
Mejor actor secundario: Jared Leto (Dallas Buyers Club).
Mejor actriz secundaria: Lupita Nyong'o (12 Years a Slave).
Mejor director: Alfonso Cuarón (Gravity).
Mejor fotografía: Emmanuel Lubezki (Gravity).
Mejor vestuario: Catherine Martin (The Great Gatsby).
Mejor montaje: Alfonso Cuarón y Mark Sanger (Gravity).
Mejor película de animación: Frozen, de Disney.
Mejor documental: 20 Feet from Stardom, de Morgan Neville, Gil Friesen y Caitrin Rogers.
Mejor cortometraje documental: The Lady in Number 6: Music Saved My Life.
Mejor película de habla no inglesa: La Grande Bellezza (Italia).
Mejor maquillaje y peluquería: Adruitha Lee y Robin Mathews (Dallas Buyers Club).
Mejor banda sonora: Steven Price (Gravity).
Mejor canción: ‘Let it Go’ de Frozen, por Kristen Anderson-López y Robert López.
Mejor diseño de producción: Catherine Martin y Beverly Dunn (The Great Gatsby).
Mejor cortometraje de animación: Mr. Hublot, de Laurent Witz y Alexandre Espigares.
Mejor cortometraje (acción real): Helium, de Anders Walter y Kim Magnusson.
Mejor edición de sonido: Glenn Freemantle (Gravity).
Mejor mezcla de sonido: Skip Lievsay, Niv Adiri, Christopher Benstead y Chris Munro (Gravity).
Mejor efectos visuales: Tim Webber, Chris Lawrence, Dave Shirk y Neil Corbould (Gravity).
Mejor guión adaptado: John Ridley (12 Years a Slave).
Mejor guión original: Spike Jonze (Her).


Pablo Torres Viloria

Crédito a los buhítos: