sábado, 26 de julio de 2014

#NoTabú El beso negro


El beso no se conformó ni con la boca ni con el cuello. Con el tiempo, el pecho y el ombligo se tornaron aburridos, total que el beso se encaminó a besar más abajo. El clítoris y el pene son la zona ya más que explorada y el huequito que falta, es ahora la zona en reclamación.

Después de una temporada sin nuestros temas tabúes, nos reintegramos al ruedo con este tabú bastante particular, que ni la misma persona sin tapujos y vanagloriada de su “open mind” suele poner en conversación libremente y sin cortapisas.

Como que no todo lo negro es malo…

Su nombre científico es anilingus (para que os culturicéis un poquito), pero más de uno sabrá de lo que hablo al referirme a él como 'Beso negro', que no es más que sexo oral anal, con participación de la lengua en su recorrido dentro y por los alrededores del ano de la afortunada persona que lo recibe.

¿Afortunada o afortunado? ¡Oh, sí que lo eres!

Tu pareja se convierte en un giver (dador), que buscando solo complacerte, someterá su boca y su lengua al lugar más recóndito de tu cuerpo en el cual los rayos solares nunca llegarán.

Es una práctica vista como un extremismo sexual, que por relacionarla con la homosexualidad, los desechos humanos y la sodomía la catalogan como indecente, sucia y prohibida. Tanto se ha dejado llevar la mujer por las restricciones sociales y el hombre por su instinto machista, que se han visto incapaces de abrirse a una fuente de placer diferente que, ojo, con el debido cuidado, responsabilidad y precaución puede disfrutarse descubriendo, quizá, sensaciones nunca antes percibidas.

Conocerse a si mismos por medio de esta práctica es sinónimo de una intimidad extrema, en donde no querrás afectar de manera negativa a tu pareja, de manera que, con las mismas ganas con que quieras experimentarlo, con esas mismas ganas trabaja en tu higiene para hacerlo más cómodo, poder darte el lujo de disfrutarlo y no menos importante, prevenir cualquier enfermedad.

INCOMBINABLES: Sexo oral genital con sexo oral anal. Que tanta dosis de erotismo te haga volar en placer, pero sin estrellarte.

¡HOMBRES! El beso negro no conoce de inclinación sexual.

¡MUJERES! Que la sociedad sea cerrada, no significa que tú lo seas.

¡AMBOS! Cuidado con una pluma con regalito incluido.

Resulta que el ano está compuesto de muchísimas terminaciones nerviosas, que al ser estimuladas, pueden causar infinito e indescriptible placer para quienes quieran alcanzar otra clase de orgasmo. Bastante agradecido el muchacho, ¿no?

Qué no te aterre la idea… quizá veas la luz dentro de tanta oscuridad.

¡Buenas noches!

Angemali Fernández

Crédito a los buhítos: