martes, 25 de febrero de 2014

Las acciones de Capriles se justifican y comparten


Nuevamente Henrique Capriles fija posición y deja entrever su distancia en cuanto a las concepciones de María Corina Machado y Leopoldo López. Lógicamente, apoya todas las manifestaciones pacíficas y las justifica porque acusa al gobierno de “haber quebrado al país”.

No resulta novedoso. Él se ha encargado de repetir incansablemente estas palabras, lo determinante de su discurso fue: “muchos dicen Maduro vete ya, y que podría representar Diosdado vente ya… esto es lo peor que le puede ocurrir a Venezuela”. ¿Capriles dijo alguna mentira?

Si alguien revisara la constitución y analiza el contexto se dará cuenta que el PSUV no es una fuerza política débil. Por el contrario, además de manejar todas las instituciones del Poder Público Nacional, tener alianzas estratégicas con varios países, cuentan con el apoyo mayoritario de los electores en el país (según resultados de últimas elecciones). Si el presidente de la República renuncia ¿quién detentará el poder ejecutivo? ¿Acaso no sería el presidente de la AN?. Si por otro lado ganara el candidato de la oposición ¿Cómo promover cambios teniendo a todo el Estado en contra?, ¿Cómo ir a una constituyente si aún el oficialismo es una masa fuerte?


Lo más criticable de todas las manifestaciones es que muchos no quieren salir de las zonas de clase media, que son áreas confortables. Ciertamente, los pobres se han sumado ¿pero son mayoría? Allí le tomo la palabra a Capriles “¿dónde está el pobre en esas manifestaciones?”

En vez de humillar, acusar y ofender al oficialismo porque mejor no pensamos en las mejores formas para que el mensaje cale en ellos, ganar su confianza, atraparlos. A fin de cuentas la escasez, la violencia, represión, censura, vandalismo y muertes las soportamos todos, sin distingo de colores, ni creencias o preferencias políticas, religiosas o sexuales.

La actitud de Capriles. En el artículo titulado 'Capriles por fin se defendió' señalé parte del reenfoque que estaba llevando a cabo el gobernador de Miranda como líder político, a raíz de los resultados electorales obtenidos en las elecciones locales del diciembre pasado donde se perdieron varias alcaldías por responsabilidad de partidos políticos opositores.

Lógicamente, si te planteas unos propósitos y no los logras, no hace falta ser erudito para saber que hay que definir estrategias y hacerte nuevos planteamientos. Capriles respondió ante Fernando del Rincón las razones por las cuales ha suavizado su discurso y ahora busca conectar con los sectores populares, y es que ya sabemos que los pobres mueven al mundo, son mayoría y definitivamente sin ellos no se gana la presidencia de un país.

Sería una contradicción de mi parte asegurar que el progreso está con Capriles, eso no lo creo porque quien quiera salir adelante solo tiene que planteárselo y buscar las herramientas para lograrlo; no obstante, el problema del venezolano elector y especialmente en la disidencia, es que quieren soluciones de un día para otro y para ello se llevan a medio país por delante.

No he sabido cómo Capriles está enamorando a los desposeídos en el país, solo pienso que debemos razonar y debatir el rumbo de la oposición desde la base y esa base eres tú, yo y todo aquel que discierna sobre las políticas del gobierno actual.

Hoy, al igual que en el 92 u 89, hay un país herido, desvanecido y hambriento; ¿no representa una sagrada oportunidad para enamorarlos?



Gabriel Rodríguez
@gabo_rodr

Crédito a los buhítos: