martes, 30 de abril de 2013

Maduristas quieren defenestrar a Capriles



En reiteradas oportunidades las cúpulas más importantes del gobierno madurista y su partido, hacen declaraciones en las cuales, de forma directa, acusan a Capriles de abandonar la gobernación de Miranda. Es sabido por todos que desde el año 2011, el líder opositor inicia una gira por todo el país promoviendo su candidatura a la presidencia de Venezuela. Generando, que este año se erigiera como el máximo representante de ese grupo político.

En vista de la amenaza política representada actualmente por este, para los dirigentes del gobierno, se ha decidió promover la matriz de opinión del abandono de la primera magistratura regional. Aquí nuevamente se nota el doble discurso de algunos personajes de la vida pública nacional. Cada vez que hay elecciones inician una ola de rumores donde supuestamente la oposición dejará de participar en los comicios, y cuando se sienten entre la espada y la pared hacen hasta lo indecible para malponer al contrario.


Es un secreto a viva voz que el alcalde de Libertador en el Distrito Capital, a partir de su llegada al ente capitalino en 2008, pareciera un parapeto dispuesto allí cual florero chino. Cualquiera ha manejado esa alcaldía a su antojo menos ese señor. Recuerdo claramente que todos los cambios y trabajos a realizar en Caracas los anunciaba el extinto presidente y básicamente el alcalde aprobaba lo que debía.

Además, diariamente en la capital de la República los problemas en los servicios básicos, especialmente el de la recolección de los desechos sólidos, parecen un mal eterno para todos los capitalinos. Por otra parte, las políticas de seguridad son supremamente deficientes, tanto así que hoy es una de las ciudades más peligrosas de Latinoamérica.

Por otra parte, no podemos olvidarnos esa ilegal “gobernación del Distrito Capital” que nada más “gobierna” en Caracas, usurpando funciones no solo de la alcaldía de Libertador sino de la metropolitana y claro de esta forma más vacaciones pál psiquiatra.

Con respecto al caso de la gobernación del Distrito Capital, eso es muy parecido a esas vicepresidencias regionales anunciadas por el presidente donde básicamente se busca quitar competencias a algunas autoridades regionales. Esa campañita sostenida por los maduristas donde llaman a Jaua “el defensor de los pobres de Miranda” no tiene otro fin más que continuar su promoción ante una eventual elección en ese estado.

Una lástima el irrespeto a las leyes, al mandato popular y a ese comportamiento inquisidor, corrupto y castrante de las cúpulas que hoy gobiernan al país. Esperemos algún día haya un HASTA AQUÍ para este tipo de políticos.

Crédito a los buhítos: